10 cosas que puedes hacer para estudiar y viajar al mismo tiempo

Fuente: Cultura Colectiva

Hay una diferencia sustancial entre lo que debemos hacer y lo que tenemos que hacer; no se puede tener todo en la vida. Cuando somos estudiantes, nuestros bolsillos destacan por decorar inútilmente los espacios que no podemos llenar con dinero. Al crecer la situación no es muy diferente (porque realmente nadie se vuelve millonario al terminar sus estudios, o quizá sí, pero en todo caso no hay recetas), sólo que ahora es el reloj el que avanza ininterrumpidamente.

Una parte de ti quiere dejarlo todo y escurrirse por los caminos del mundo a la búsqueda de una aventura. Pero otro diablillo te exige prestar atención a tu formación académica, porque sabes que no se vive del aire, y algún día te sentaría bien tener ese lugar al que puedas volver sin importar qué tan lejos te lleve el deseo.

En la teoría el plan es mucho más sencillo que en la práctica. Muchos ya idearon el viaje perfecto antes que tú: Julio Verne fue al centro de la tierra; Brad Pitt pasó siete años en el Tibet; Woody Allen se encargó de realizar una postal envidiable de Nueva York, la ciudad de sus amores, en la cinta Manhattan. Y la lista podría ampliarse indefinidamente, los ejemplos surgen en ámbitos tan diversos como la música, la pintura, el cine o la literatura.

10.png

Deja de perder el tiempo con maquinaciones que no te permiten saltar de tu asiento y atrévete a darle la vuelta al mundo o a tu país, sin descuidar la riqueza que te brinda seguir estudiando.

10.- Postúlate para una beca

Una de las maneras más comunes para salir a explorar el mundo es a través de una beca. Cientos de portales en línea, así como universidades ofrecen diversas posibilidades para conocer cada uno de los continentes. Algunas de estas becas, también incluyen una visa como estudiante que te permitirá trabajar medio tiempo, no sin antes verificar los requerimientos.

9

9.- Trabaja como community manager a distancia

El marketing online es un espacio que crece cada día más. Puedes viajar por el mundo sin la necesidad de anclarte a un escritorio. Sólo necesitas una computadora, una organización disciplinada para estructurar tus horarios y muchas ganas de mirar el mundo desde otros ojos.

8.- Estudia a distancia

Sí. A distancia. Un sinfín de universidades ofrecen cursos, diplomados, licenciaturas y clases vía electrónica. De esta manera puedes irte a perseguir la geografía de aquel sitio en el mundo que tanto has anhelado, sin perder una sola lección.

7.- Aprende un idioma

Gracias a la existencia de programas que ofrecen diversos idiomas por aprender, el número de gente que está comenzando a emprender la aventura es cada vez mayor. Inglés, ruso, árabe y chino mandarín son algunos de los idiomas preferidos por la gente.

6.- Únete a un grupo de voluntariado

Diversas empresas en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda y Canadá ofrecen programas que permiten el perfeccionamiento del idioma inglés, mientras realizas labores de voluntariado. Además, en Internet existen otras páginas que también ponen a tu alcance la oportunidad de trabajar en poblaciones vulnerables de países como India, Polonia, Brasil y Rusia.

6

5.- Au pair

Existen programas en específico que ofrecen la posibilidad de viajar, según tu género. Au-Pair, por ejemplo, ofrece la opción de estudiar un segundo idioma mientras trabajas cuidando niños. Las vacantes son únicamente para mujeres, pero incluye el traslado a países como Alemania, Francia, Inglaterra, Australia o China y las ganancias mensuales son, aproximadamente, de 500 dólares al mes.

4.- Consigue un empleo temporal

El verano es una opción inmejorable para conseguir un empleo de temporada. Muchas empresas contratan a jóvenes de entre 18 y 28 años para trabajar en hoteles, restaurantes o parques temáticos, con una jornada semanal de 30 horas, de acuerdo con el país en el que te encuentres.

4

3.- Viaja gracias a las prácticas

Quizá las prácticas empresariales son lo tuyo. Las empresas ofrecen la posibilidad de que realices tus prácticas, en más de 70 países a lo largo del globo. Sin embargo, algunas de éstas son remuneradas, otras no. Lo mejor es que te informes antes de tomar una decisión y visites las siguientes páginas.

2.- Vete de campamento

Tal y como lo viste en diferentes filmes norteamericanos, puedes irte de campamento a pasar las vacaciones de invierno en países como Canadá, Inglaterra y Estados Unidos. Generalmente, las instalaciones cumplen con una oferta de actividades deportivas y de esparcimiento que te permiten divertirte mientras estudias otro idioma.

2

1.- Busca un intercambio cultural

Los intercambios culturales son sencillos: por un periodo de cuatro a ocho semanas, según las características del programa, puedes ir a vivir con una familia estadounidense, y al mismo tiempo, un joven de aquel país viene a pasar unos días en nuestro país, e incluso pueden llegar a hospedarse con tu familia. Todo esto con la intención de promover la cultura de ambos países.


1

Así que ya lo sabes. Deja de inventar excusas o prolongar ese viaje que has imaginado por tantos años, y persigue la aventura. La tarea de aprender no está peleada con la curiosidad de conocer otros países o culturas. Todo dependerá de la manera en que te informes, y el tiempo que te gustaría estar de trotamundos. Olvídate ya de los aplazamientos y comienza a buscar tu país favorito en este instante. ¡Buen viaje!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s