Cuánto vale un MBA

Fuente: http://www.ux1.eiu.edu/~cfcca/cuantovaleunmba.html

“La educación no da experiencia ni sabiduría” —Peter F. Drucker

Cuando un estudiante o ejecutivo cursa un MBA está haciendo una de las mayores inversiones de su vida. Por ende, ¿cuál es el retorno de esa inversión? Buscamos respuestas por medio de un focus group constituido por los directores de cuatro de las más prestigiosas firmas de cazadores de talentos de América Latina.

A nuestro panel de expertos le hicimos cinco preguntas:

1. ¿Cuánto valor adicional presenta un candidato a un empleo que tiene un MBA sobre otro que no lo tiene?

2. ¿Cuál es el valor de mercado de un MBA de una de las mejores escuelas de América Latina comparado con uno de una escuela top internacional?

3. ¿Se traduce un MBA en salarios más altos y carreras más rápidas?

4. Si la meta es producir líderes empresariales latinoamericanos, ¿qué es lo que falta en el conjunto de habilidades que ofrece un MBA?

5. Ahora que un MBA se está transformando en commodity, ¿qué atributos adicionales necesita un candidato a un cargo ejecutivo de primer nivel?

Esto es lo que dicen los expertos:

El valor de mercado
Experiencia laboral es el ingrediente clave de cualquier búsqueda de ejecutivos, pero cuando se trata de adelantarse en el ultracompetitivo mercado laboral actual, no hay duda de que un MBA proporciona una ventaja. Los cuatro expertos fueron unánimes en esto.
“Dentro de un grupo de candidatos”, dice Robert Wong, director para América del Sur de Korn/Ferry International, “aquellos con un MBA forman un pequeño círculo y los con un MBA de una de las mejores escuelas constituyen un grupo más pequeño aún. De modo que un MBA definitivamente hace una diferencia si todas las otras calificaciones son iguales”. Sam Podolsky, presidente de SpencerStuart en México, es aún más categórico: “Cuando estás buscando a un ejecutivo, no tener un MBA hoy en día no suena bien, al menos no en la cultura de negocios mexicana. Tener un MBA hace toda la diferencia en mi país”.

Los clientes lo exigen
Según Rodrigo Ocampo, director para América Latina de AT Kearney Executive Search, el factor más relevante en la evaluación de cualquier candidato es lo que él o ella hizo en su empleo anterior. Que el candidato tenga o no un MBA no es tan crucial. Pero, dice Ocampo, “en mi experiencia, el cliente típicamente le asigna mucho más peso al MBA. De hecho, en algunas búsquedas, el cliente ni siquiera mira a candidatos que no tienen un MBA”.

Robert Wong, cuya sede está en São Paulo, nota que la mayor demanda de MBA en Brasil viene de empresas multinacionales. “La mayoría de las compañías locales no hacen del MBA un prerrequisito para los candidatos potenciales, pero las multinacionales sí. Luego, si tú tienes un MBA, tus probabilidades de ser considerado por una empresa internacional son mucho mejores”.

MBA local vs MBA internacional
¿Son iguales todos los MBA? Claramente no. Nuestros expertos le asignan un alto valor a la experiencia de un MBA internacional. “Tener un MBA de una escuela de negocios local en América Latina no es lo mismo y nunca será lo mismo que un MBA de Kellogg o Harvard”, dice Eduardo Antunovic, gerente para el sur de Europa y América Latina de Heidrick & Struggles, con base en Madrid.

Eso no es decir que las escuelas de negocios latinoamericanas no tengan grandes méritos. De hecho, señala Ocampo, la calidad académica de las mejores escuelas de la región puede ser aún más alta que la de muchas en Estados Unidos y Europa, pero “la percepción es que los mejores mexicanos, brasileños, argentinos y otros latinoamericanos también buscarán MBA internacionales. Y es muy claro que, dada la posibilidad de elegir entre Harvard y Adolfo Ibáñez, por ejemplo, una persona elegiría Harvard por las oportunidades de establecer contactos, aun si no hubiera otras razones”.

Además de la percepción del mercado que un MBA internacional tiene más valor, nuestros expertos recomiendan con fuerza estudiar en el extranjero, ya sea en EE.UU., en Europa o en otro país latinoamericano. “Cuando el estudiante sale al extranjero a cursar un MBA aprende a vivir solo, a interactuar con otras culturas y, lo más importante, aprende a competir en un entorno muy adverso”, dice Podolsky.

Wong enfatiza el valor del aprendizaje cultural. “Una persona con un MBA de una escuela en su propio país tiene valor adicional y probablemente es bilingüe, pero alguien que ha estudiado en el extranjero se ha transformado de bilingüe en bicultural”. “Esto”, agrega, “hace una gran diferencia en un CV”.

Sueldos altos, carreras aceleradas
Si usted está tratando de acelerar su carrera y obtener un salario mayor, tener un MBA puede servirle. Por supuesto, no hay garantías. “Al empezar una carrera”, dice Ocampo, “quien tenga un MBA va a obtener un mayor sueldo inicial y ascensos más rápidos que quien no lo tenga. En el tiempo, esa ventaja tiende a disminuir”.

Para Antunovic, el valor del MBA depende del sector en que uno trabaje. El sector de servicios financieros, dice, es un área en la cual un MBA es un boleto indispensable para el éxito. Pero no cualquier MBA. Los bancos, corredoras y otras empresas financieras tienden a ser los más exigentes respecto a la calidad del diploma. “Si tienes un MBA de una escuela que es bien reconocida en el sector financiero, estás en la red de contactos adecuada. Pero si tienes un MBA de una escuela que no es bien vista en finanzas, puede ser lo mismo que no tener ningún MBA”.

Credenciales no son el único factor que puede traducirse en éxito monetario. “Hemos visto que, en general, cuanto más cuantitativo el MBA, mayor el salario y más rápida la carrera”, dice Podolsky.

Dónde están fallando las escuelas
Cuando preguntamos dónde las escuelas de negocios están fallando en su misión, los ánimos se calentaron. Nuestros cuatro expertos coincidieron en que el MBA les proporciona a sus graduados un conjunto de herramientas importantes para administrar compañías, pero que hay otro conjunto de habilidades que falta cuando se trata de convertir a buenos gerentes en reales líderes de negocios.

De acuerdo a Ocampo, networking es un área en la cual las escuelas de negocios se quedan cortas. Networking, según Ocampo, se refiere a la habilidad de discernir qué contactos conducirán a nuevos negocios y cómo establecer una relación con esos contactos con una visión de largo plazo que resulte en alianzas importantes y transacciones de valor agregado. “Ése es un conjunto de habilidades que separa a los ejecutivos con alto potencial de los del equipo B”.

Ocampo dice además que el entorno de la escuela de negocios no prepara a los estudiantes para el mundo real, donde los compromisos y las alianzas son parte de la formula ganadora. “En programas de MBA uno tiene que aprender a colaborar con otros en grupos de estudio, pero, en general, el ambiente MBA es cada uno para sí mismo y así no es como funciona el mundo de los negocios”.

Nuestros cuatro expertos también subrayaron la falta de énfasis en habilidades sociales en las escuelas de negocios. “Mucha gente llega a las escuelas de negocios pensando que un MBA es todo lo que necesitan para tener éxito”, dice Antunovic. “Pero un MBA sólo le da a una persona un conjunto de herramientas duras. Lo que falta son las herramientas blandas y, en último término, ésas son las que determinan si una persona llega a la cumbre”.
¿De qué clase de herramientas blandas estamos hablando? Wong identifica dos entre las que faltan: inteligencia emocional y psicología humana. “Al final del día, es con gente con lo que uno tiene que tratar en cualquier entorno de negocios”.

Podolsky agrega: “No creo que las escuelas de negocios estén dedicando el suficiente esfuerzo a enseñarles a los estudiantes de MBA qué es lo que es poder, lo que significa autoridad y qué capacidades se requieren para tener influencia sobre la gente. Ésos son requisitos muy importantes para ser un líder”.

El foco excesivo en modelos de negocios de Norteamérica o Europa es otra falla de las escuelas latinoamericanas. Hay demasiado énfasis en estudios de caso sobre General Electric y Jack Welch, se queja Wong. “Tenemos que recordar que somos América Latina. No tenemos Jack Welches o GE. En nuestros países, gente vive en favelas, la tecnología es atrasada. Necesitamos introducir más realidad local a nuestros programas de MBA”.
Podolsky concuerda: “El 99% de los negocios locales en América Latina son de propiedad de una sola persona o una familia. Esa realidad no es enseñada en programas de MBA ni se prepara a los candidatos al MBA para esa clase de entorno de negocios”.

¿Qué hace la diferencia?
Como más de uno de nuestros expertos señaló, el diploma MBA se está convirtiendo rápidamente en commodity. Simplemente, cada año hay más y más candidatos en el mercado laboral con un MBA bajo el brazo. Entonces ¿qué habilidades adicionales o experiencias son las que buscan los cazadores de talentos cuando escogen entre tantos candidatos altamente calificados?

Una combinación genial, dice Podolsky, es un MBA encima de un diploma en ingeniería. “En mi experiencia, quienes tienen un trasfondo en matemáticas e ingeniería resultan ser líderes más efectivos que quienes tienen entrenamiento en contabilidad o administración”.

Wong lleva ese concepto un poco más lejos. Es frecuente, dice, que estudiantes hagan un pregrado en negocios y luego un MBA. Pero combinar un pregrado que no sea de negocios con un MBA a menudo produce un candidato a empleo más apetecible. “Alguien con un diploma en ingeniería y un MBA, por ejemplo, tiene más peso que alguien con un diploma en administración y un MBA”.

Ocampo, con sede en Miami, donde los MBA son realmente commodities en estos días, les asigna alto valor a las actividades extracurriculares en un CV. “Más y más tomo en consideración en qué otras actividades está involucrada una persona fuera de su carrera. Si alguien trabaja para una organización de caridad y está en el directorio de un hospital local, eso dice mucho sobre el candidato”.

Eduardo Antunovic
“Experiencia después del MBA es mucho más importante que el grado por sí solo”.

Robert Wong
Cuando busco un candidato para un cargo top, lo que quiero ver, además de diplomas, honores e idiomas, es una visión de largo plazo.

Sam Podolsky
“La pregunta es: Si no tienes un MBA, ¿cuáles son tus oportunidades de trabajo?”

Rodrigo Ocampo
El perfil del “entrepreneur” no encaja con un programa formal de MBA. Acuérdense, Bill Gates se retiró de Harvard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s